3 citas que definen el 10 de Agosto del 2014

#12

[DE-POESÍA-A-DIARIO]

“[Los animales] carecen de identidad simbolica y de la conciencia de uno mismo que la acompaña . Se limitan a moverse y actuar de forma refleja tal como les dictan sus instintos. Si hacen una pausa, se trata únicamente de una pausa física: por dentro son anónimos, y ni siquiera sus caras tienen nombre. Viven en un mundo sin tiempo, que late, por así decirlo, en un estado de existencia mudo […] Los animales están libres del conocimiento de la muerte, que es reflexivo y conceptual. Viven y desaparecen con la misma inconsistencia: unos pocos minutos de miedo, unos segundos de angustia, y todo se acaba. Pero vivir una vida entera con la premonición de la muerte visitandolo a uno en sueños y hasta en los dias más soleados, eso es algo muy distinto.”
Ernest Becker

“En estado de angustía uno experimenta lo asombroso. Aquí la indefinición peculiar de eso que acompaña al “ser-ahí” en la angustia puede obtener una expresión aproximada: la “nada y ninguna parte”. Pero aquí la cualidad de lo “asombroso” también alude a la “no-familiaridad” [das Nicht-zuhause-sein] En nuestra primera indicación del carácter fenomenal del estado básico del “ser-ahí” y en nuestra aclaración del significado existencial del “ser-dentro” por oposición a la significacion categorica de la “interioridad” el ser-dentro se definía como “residir junto a…” o bien “tener familiaridad con…”. Este carácter del “ser-dentro” luego fue sacado a la luz de forma más concreta por medio de la condición pública cotidiana del “Ellos”, que produce una seguridad en uno mismo tranquilizada –el “sentirse en casa” con toda su obviedad- a la cotidianidad habitual del “ser-ahí”. Por otro lado, al caer el “ser-ahí” la angustia lo saca de su absorcion en el “mundo”. La familiaridad del día a día se desploma. El “ser-ahí” ha sido individualizado pero individualizado en tanto que ser-en-el-mundo. El “ser dentro” se adentra en el “modo” existencial de lo “no-familiar”. Esto es justamente lo que queremos decir cuando habalmos de lo “asombroso”
Martin Heidegger

“El sentimiento de lo infinito sólo lo alcanzo, sin embargo, cuando estoy limitado al máximo. La mayor limitación del hombre es la persona; se manifiesta en la vivencia «¡yo no soy mas que esto!». Solo la consciencia de mi estrecha limitación en la persona me une a la infinitud del inconsciente. En esta consciencia me siento a la vez limitado y eterno, como el Uno y el Otro. Al saberme único en mi combinación personal, es decir, limitado, tengo la posibilidad de tomar consciencia también de lo infinito. Pero sólo así”
Carl Gustav Jung

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s